martes, 17 de abril de 2012

Hoy, que me dio por pensar...


       Hoy, que me dio por pensar, volví a preguntarme por qué fuiste tan importante, si al final tampoco te diferencias tanto del resto, con tus dos ojitos, nariz, boca y un montón de ideas desordenadas en la cabeza; mirándote detenidamente nada te hacía especial.
      A lo mejor fue porque me dio por buscar un poco más a fondo, por intentar fijarme en las cosas que nadie ve, que son las que a más me gustan y las que para ti son insignificantes.
     ¡Qué bonitas son las cosas sencillas!: una sonrisa, un guiño de ojo, un “mañana te vuelvo a ver”, y qué bien sentaba escuchar tu voz antes de que los rayos de sol hubiesen aparecido. Una vez me dijeron que le felicidad era eso, apreciar los pequeños gestos, que al final son los que causan las mayores alegrías y lo que más echamos de menos cuando nos faltan ¿Verdad?
   Ciertamente, hoy me dio por pensar y pensé en ti. Fue bastante raro porque hacía mucho tiempo que no pasabas por mi cabeza. Te recibí como a un extraño. Como a ese amigo que se marcha y con el que acabamos sustituyendo la palabra confianza por cortesía. Aún así me invadió una ola de nostalgia. De esa que se te mete por la nariz, inunda los ojos y bombea  el corazón. Me encanta.
   Me encanta todo lo que tiene que ver contigo, solo que ya no pienso en ti. Ni creo que lo vuelva a hacer porque  el tiempo desgasta tus recuerdos y los sumerge en un plácido sueño del que, si no vuelves y los acaricias suavecito, no volverán a despertar.

domingo, 15 de abril de 2012

No, no vale.


…¿Has deseado algo con tanta determinación que harías lo que fuera para conseguirlo? No importa qué o quién se ponga por delante, no podrá hacerte dudar. Y mucho menos desistir.

¿Has decidido que nunca te conformarás con un “No” por respuesta si crees que todavía queda esperanza?

    Resignarse es abandonar un camino erróneo… para probar suerte en otro, teniendo en mente siempre la misma meta y, confiando en que todos los esfuerzos pasados fueron solo un paso más hacia un futuro que se verá recompensado. Así continuaremos  seguros de nuestros actos aún por los caminos insospechados por los que nos lleve la vida….