domingo, 15 de abril de 2012

No, no vale.


…¿Has deseado algo con tanta determinación que harías lo que fuera para conseguirlo? No importa qué o quién se ponga por delante, no podrá hacerte dudar. Y mucho menos desistir.

¿Has decidido que nunca te conformarás con un “No” por respuesta si crees que todavía queda esperanza?

    Resignarse es abandonar un camino erróneo… para probar suerte en otro, teniendo en mente siempre la misma meta y, confiando en que todos los esfuerzos pasados fueron solo un paso más hacia un futuro que se verá recompensado. Así continuaremos  seguros de nuestros actos aún por los caminos insospechados por los que nos lleve la vida….

1 comentario:

  1. Rendirse es de cobardes, claro está.
    Pero hay veces que nos ciega más nuestra propia convicción de que aún hay esperanza cuando, en realidad, no existen más motivos para seguir peleando; por lo que una retirada a tiempo, es una victoria SIEMPRE

    :)

    ResponderEliminar